Agricultores vegueños denuncian la situación insostenible

Un grupo de agricultores del municipio de Vegas del Genil ha denunciado “la insostenible situación” que viven desde hace meses, a causa de los “precios irrisorios” a los que las grandes superficies comerciales están comprando productos como el espárrago, el ajo, la patata o la cebolla.

El delegado provincial de Agricultura de la Junta de Andalucía, Manuel García Cerezo; el alcalde de Vegas del Genil, Leandro Martín; la concejala vegueña, Matilde Ramiro; la parlamentaria andaluza Mª Carmen Pérez, y la diputada provincial Carmen Capilla, han mantenido un encuentro con los agricultores del municipio, en el que estos les han trasladado su “enorme preocupación” por la situación del sector, y han reclamado a las distintas administraciones “que tomen medidas urgentes”.

Como ha explicado el portavoz de los agricultores vegueños, Álvaro Barranco, “la recolección de los cultivos que se siembran en la Vega de Granada está actualmente muy por debajo de los precios de producción, lo que hace que no sean rentables y a los agricultores nos cueste el dinero recolectarlos”.

“Pedimos a las distintas administraciones que luchen por que se regule un precio mínimo de venta de la fruta y la verdura, por encima del precio de producción, para evitar que cientos de familias granadinas se vayan a la ruina”, ha destacado Barranco.

Los agricultores afectados explican que ellos están vendiendo el kilo de patatas de la Vega en este momento a 8 céntimos el kilo, “cuando los supermercados de la provincia lo venden a 80 céntimos, algo que es intolerable y muy injusto para el pequeño productor”, ha explicado.

La reunión, celebrada en el Ayuntamiento de Vegas del Genil, ha servido para crear una comisión de trabajo, formada por cinco agricultores del municipio, que diseñará una hoja de ruta para mantener encuentros con los distintos agentes sociales y representantes de las instituciones implicadas.

“Si no se toman medidas rápidamente, la agricultura en la Vega de Granada desaparecerá en pocos años, porque este es un negocio muy poco rentable. La media de edad de los productores es de 45 años, porque los jóvenes no pueden hacer frente a la enorme inversión en maquinaria que hay que hacer para dedicarse a esto con los precios de compra que tenemos en la actualidad”, ha denunciado el portavoz de los agricultores.

Comments are closed.